Visitas desde el 28 de diciembre de 2018

Están envenenando los humedales


Número 18, año 2019

     Fotografía tomada de Naturalista.

por Edward Johnn Silva Giraldo [1]


La tingua azul, es un ave migratoria que recorre los paisajes colombianos durante los meses de octubre y marzo. Su propósito es encontrar los humedales, ya que son una fuente ecosistémica de conectividad hídrica y nodos de biodiversidad que le permiten su ciclo de reproducción. Infortunadamente, la tingua encuentra un humedal envenenado, contaminado, desecado y rellenado para la construcción de avenidas y urbanizaciones. En su intento por buscar un lugar de descanso luego del largo vuelo, la tingua confunde los ventanales de las nuevas edificaciones con espejos de agua, ocasionándose heridas de gravedad.

A esta hermosa ave, que representa la diversidad, le están frenando su vuelo y callando su canto, al igual que a los líderes sociales. El concierto de aves es interrumpido por maquinaria que inunda de cemento el verde natural. Por ejemplo, los empresarios y políticos planean obras sin el consentimiento de la comunidad, y con la excusa de generar conexión vial o traer un supuesto progreso al sector, deterioran la conexión de los humedales con la flora, la fauna y la riqueza hídrica.  

Con la excusa de generar conexión vial y progreso al sector, surgen mensajes sobre los humedales que confunden a la comunidad: “son focos de inseguridad” y “caños de agua maloliente”, que se deben pavimentar para acabar con el problema de contaminación y otros riesgos relacionados con la seguridad; desconociendo que los humedales ayudan a regular el ciclo hídrico, generar microclimas, producir oxígeno y controlar las inundaciones. 

Para colmo de males, estos empresarios y políticos, prometen que van a conservar el medioambiente, y por ello construyen un pasillo con plantas, que cumplen una función decorativa, que embellece el sector, pero a cambio se pierden los beneficios del ecosistema.  Es así, que los líderes sociales, que se oponen a estos proyectos, son amenazados de muerte, porque alrededor del territorio hay un negocio rentable ¡un negocio en detrimento de la vida! 

El envenenamiento de los humedales da cuenta de una visión antropocéntrica que impera sobre el cuidado de la vida. Entonces, recordé las palabras de un adagio popular que repetía mi profesora de filosofía en el colegio Cuando el último árbol sea cortado, el último río envenenado, el último pez pescado, solo entonces “el hombre” descubrirá que el dinero no se come”   

--------------página 1--------------

Hoy se construye sobre los ecosistemas de vida: canchas sintéticas de futbol, pistas, colegios privados, urbanizaciones y centros comerciales. Los reservorios de agua y los cultivos de papa son eliminados. Con lemas de progreso hacen creer a la comunidad que apoyan el deporte, pero la cancha sintética es privada y solo puede acceder un grupo de personas, los campesinos del sector no pueden ingresar al nuevo colegio porque las matrículas son costosas, las nuevas urbanizaciones son para afortunados comerciantes que compran para arrendar y los centros comerciales se convierten en nichos depredadores de consumo.  

Por lo anterior, la escuela tiene que dejar de orientar todo el saber hacia la producción, el comercio y la industria. Es decir, que tenemos que dejar atrás la idea de que la riqueza material es más importante que las otras riquezas que dan vida (Ospina 2018). Los dilemas actuales de progreso, invitan a la ciudadanía a comportarse como testigo silencioso de la explotación de la naturaleza y la ruptura ecosistémica; reproduciendo patrones hiperindividualistas y consumistas.

 --------------página 2--------------



Referencias
Ospina, William. 2018. El taller, el templo y el hogar. Bogotá: Literatura Random House.



___________
[1] Psicólogo. Máster en terapia familiar sistémica. Máster en Paz, Desarrollo y Ciudadanía. Docente de la Corporación Universitaria Minuto de Dios y la Fundación Universitaria Monserrate- Colombia. Correo edwardjohnnsilva@gmail.com 




Cite este post:
Silva Giraldo, Edward Johnn.  2019. Están envenenando los humedales. Blog nuestrAmérica, 18 de enero, sección Columnas. Acceso [día de mes de año]. https://rvnuestramerica.blogspot.com/2019/01/estan-envenenando-los-humedales.html






Este post está publicado bajo una licencia Creative Commons BY-NC-SA 4.0 [Reconocimiento-No comercial-Compartir igual- Internacional]. Queda estrictamente prohibido su uso comercial.





Comentarios