Visitas desde el 28 de diciembre de 2018

Salta, Argentina: Una comunidad del pueblo wichí deja al descubierto el problema de la educación indígena


Número 15, año 2019


por Sonia Trigo [1]


La provincia de Salta se encuentra situada en el extremo norte de Argentina. Posee la más alta diversidad étnica y lingüística del país: 9 pueblos indígenas, de los cuales 7 mantienen viva su lengua, cultura y cosmovisión.

La semana pasada, Salta fue noticia a raíz de un reclamo educativo por parte de una comunidad de la etnia Wichí que, luego de un mes de reclamos frustrados en su territorio, decidió visibilizar el mismo en el punto más céntrico de la capital provincial: la Plazoleta IV Siglos, frente a la plaza central.

Por su parte, el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, no accedió al pedido de los reclamantes amparándose en la normativa vigente que ordena el sistema educativo y sin tener en cuenta que el propio sistema es el que debe acomodarse a las demandas de los usuarios a quienes sirve y no éstos al Sistema, armado y pensado para el ámbito y los estudiantes urbanos. El pedido estaba referido a la necesidad de designar en la dirección de la escuela primaria estatal a una docente indígena de la comunidad con 6 años de antigüedad al frente de alumnos en esa escuela. Ello en función de que el director de la misma había accedido a su jubilación, por lo que el cargo se encuentra vacante.

Esta Escuela Primaria rural, al igual que las más de 400 en toda la provincia, se caracteriza por atender a niños/as indígenas que acceden a la misma portando su lengua indígena materna como única lengua. Los docentes que allí se desempeñan no conocen el idioma y no están preparados para brindar una educación acorde al contexto local.

En un tibio intento de atender este aspecto, el sistema educativo salteño viene designando auxiliares docentes bilingües (ADoB) de la comunidad para que sirvan de traductores de la lengua pues los maestros desarrollan su trabajo hablando en castellano. Estos auxiliares son elegidos por la propia comunidad y no reciben preparación previa alguna con lo cual no pueden entablar un trabajo conjunto con el docente en el aula. En la mayoría de los casos el directivo los relega a tareas de maestranza: acarreo de leña para la cocina, limpieza del comedor de la escuela, etcétera.

En este contexto, el pedido de los padres de Misión Chaqueña presentes en la manifestación en la ciudad de Salta, luego de una semana de permanecer a la espera de una respuesta del MECyT, apoyados por un sinnúmero de personas de la ciudad que se acercaron con alimentos, ropa, solidarizados con el reclamo, se presenta como legítimo: necesitan que la escuela responda a sus necesidades culturales y lingüísticas, a fin de que los niños adquieran una educación de calidad que les garantice el acceso exitoso a los otros niveles del sistema educativo vigente. Y la razón les asiste: de la totalidad de los niños que ingresan al nivel

--------------página 1--------------

secundario sólo el 30% de éstos completan el mismo, razón por la cual en el nivel superior de los Institutos de Educación Superior de la zona resulta muy acotado el número de jóvenes que pueden cursar carreras en ese nivel.

Tal como está planteada la demanda, en principio deberíamos dejar en claro la siguiente cuestión: ¿De quién o a quién responde la escuela? ¿Al Ministerio de Educación o a la Comunidad a quien brinda sus servicios? Desde el punto de vista del MECyT, esta escuela le pertenece, con lo cual este tema no tiene solución por falta de una normativa específica. Desde el punto de vista de los pobladores de Misión Chaqueña, la escuela pertenece a la Comunidad, sin la cual no existiría. De hecho, al no contar con una normativa que rija para las escuelas indígenas, éstas deben ordenarse por la única vigente: la que rige para la educación urbana. En ella no se contempla lo que exige la Ley de Educación Nacional y la Ley Provincial vigentes, respecto del derecho de los pueblos indígenas a recibir una educación pertinente, significativa y de calidad que respete la lengua, la cultura y la cosmovisión de los pueblos indígenas.

La Ley de Educación Nacional N°26.206, vigente, en sus Art. 52 al 54 propone para estos casos, la Modalidad Educación Intercultural Bilingüe (EIB). La misma está vigente en la mayoría de los países latinoamericanos, excepto en el nuestro. A estos efectos, resulta necesario resaltar que entre los años 2011 y 2015, en la gestión educativa anterior, la provincia de Salta ha estado desarrollando un inédito abordaje de la educación primaria indígena, a fin de bajar los elevados índices de repitencia, sobre-edad y abandono escolar que caracterizan a las escuelas rurales indígenas.

Se puso en marcha un ambicioso plan de Educación Intercultural Bilingüe para el Nivel Primario, el cual constaba de 2 etapas:

  • La primera consistía en la preparación del recurso humano especializado (maestros de grado) para poder implementar la modalidad EIB en las escuelas indígenas de la provincia.
  • La segunda etapa consistía en seleccionar las escuelas primarias rurales con niños indígenas portadores de lengua materna indígena con diferentes niveles de vigencia, a fin de adecuarlas pedagógica e institucionalmente con el objetivo de convertirlas en Escuelas de Modalidad EIB. De este modo, la provincia de Salta cuenta al día de hoy con 240 profesores de Educación Primaria interculturales bilingües formados académica e institucionalmente para implementar la Educación Intercultural Bilingüe en las escuelas primarias salteñas con alumnos indígenas.


Se logró completar esta primera etapa, Faltó la segunda. 


--------------página 2--------------





¿Qué es la Educación Intercultural Bilingüe (EIB)?

La EIB es una de las 8 modalidades de la Educación Argentina, contempladas en la Ley de Educación Nacional N°26.206, mencionada. Tiene por objetivo atender la educación de los pueblos indígenas, constituyéndose de esta manera en la respuesta del Estado a antiguas demandas de los pueblos indígenas acerca de la necesidad de contar con una educación significativa, pertinente y de calidad a fin de garantizar un trayecto educativo exitoso de los niños en la escuela primaria. Para ello se debe preparar el recurso humano específico. A estos efectos, dice la Ley que el Estado debe “formar maestros indígenas y no indígenas”, y es lo que la provincia estuvo formando.

La EIB se asienta en tres pilares fundamentales: 1. Alfabetización en la lengua materna de los niños e introducción de la lengua castellana como segunda lengua. 2. Clima o ambiente escolar y áulico democrático y exento de sesgos racistas y discriminatorios por parte del docente y directivo hacia los niños indígenas. 3. Organización escolar específica y contenidos pedagógicos adaptados al contexto cultural, lingüístico y a la cosmovisión de la comunidad.
Ello explica la necesidad de una formación específica de los docentes que atenderán en las escuelas de esa modalidad. Un docente formado para escuelas comunes presenta serias limitaciones para desarrollar su trabajo en estos contextos cultural y lingüísticamente diversos.



La situación actual

En el año 2016, con el advenimiento del nuevo gobierno nacional, ideológicamente distinto al anterior, el MECyT decidió desestimar esta propuesta, dejando de lado la segunda etapa del plan mencionado. También se cerró esta carrera en varios de los 9 Institutos de Educación Superior creados para tal fin y ubicados estratégicamente en territorios indígenas.

De haberse continuado con el Plan mencionado, hoy no estaríamos con la problemática visibilizada esta semana por el pueblo de Misión Chaqueña. Seguramente esa escuela sería una Escuela EIB con una Directora del pueblo Wichí, donde se estaría desarrollando la educación primaria convencional, pero adecuada al contexto cultural, lingüístico y respetuoso de la cosmovisión Wichí.

Nos cabe reflexionar finalmente que, en cualquier contexto humano, la alfabetización de un niño se debe realizar en la lengua que el niño conoce y maneja fluidamente, es decir, en su lengua materna. Continuar alfabetizando como hasta ahora en una lengua extraña para el/la niño/a (castellano), resulta contraproducente, irrespetuoso, con las consecuencias que ello acarrea: los/as niños/as no pueden aprender correctamente los contenidos y presentan enormes dificultades en la lectura y escritura del castellano.

--------------página 3--------------






_____________
[1] Antropóloga. Especialista en Educación Intercultural Bilingüe.



Cite este post:
Trigo, Sonia.  2019. Salta, Argentina: Una comunidad del pueblo wichí deja al descubierto el problema de la educación indígena. Blog nuestrAmérica, 15 de enero, sección Columnas. Acceso [día de mes de año]. https://rvnuestramerica.blogspot.com/2019/01/salta-argentina-una-comunidad-del.html





Este post está publicado bajo una licencia Creative Commons BY-NC-SA 4.0 [Reconocimiento-No comercial-Compartir igual- Internacional]. Queda estrictamente prohibido su uso comercial.


Comentarios